Mostrando las entradas con la etiqueta apariencia. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta apariencia. Mostrar todas las entradas

martes, 21 de octubre de 2014

Entrevista

1. CAFETERÍA - INT. DÍA

Gabriel (42) está sentado en una mesa, solo. En ese momento se abre la puerta del sitio y es Abel (23) que se acerca y se sienta frente a él.

ABEL
Bonito lugar.

GABRIEL
Es una cafetería de cadena. Nada especial.

ABEL
Igual, bonito.

Gabriel, con un gesto, llama a la mesera.

GABRIEL
Quisiera un espresso y una porción de pastel de queso.

La señorita mira a Abel.

ABEL
Mmm... También pastel de queso y de tomar chocolate caliente.

La señorita asiente y se va. Gabriel saca un cigarrillo pero lo guarda al darse cuenta que está en un lugar público.

ABEL
Fuma mucho?

GABRIEL
Algo.

Los dos se quedan en silencio hasta que la mujer trae el pedido a la mesa. Gabriel prueba su pastel pero Abel no hace nada. Se ve fastidiado.

ABEL
Esto no era una entrevista?

GABRIEL
Sí, porque?

ABEL
No se supone que hace preguntas? No tengo todo el tiempo, sabe?

Gabriel se incorpora y de su abrigo saca una pequeña grabadora. La enciende.

GABRIEL
Feliz?

ABEL
No.

GABRIEL
Como empezaste?

ABEL
Bueno, pues me atrajo el dinero fácil. Mi familia tenía dinero, 
no eran ricos, pero tenían. No lo hice por necesidad sino por tener dinero.

GABRIEL
Como fue la primera vez?

ABEL
Desagradable hasta que el tipo me pagó.

GABRIEL
Cuanto fue?

ABEL
Unos doscientos cincuenta dólares.

GABRIEL
Eso no es mucho.

ABEL
Para mi lo eran.

Abel toma un poco del chocolate. Casi se quema. Sopla un poco e intenta de nuevo. Gabriel toma de su espresso.

ABEL
Porque el interés?

GABRIEL
Es para un artículo. La prostitución infantil está en boca de todos, 
es lo que la gente quiere ver.

ABEL
Es lo que los medios quieren que vean. Y hace mucho no soy un niño.

GABRIEL
Pero empezaste como uno o no ?

ABEL
Supongo, a los dieciséis. 

GABRIEL
Que hacías con el dinero?

ABEL
Comprarme ropa o juegos o relojes.
No sé, lo que viera que me gustara.

GABRIEL
Algún cliente que recuerdes?

ABEL
Los recuerdo a todos.

Gabriel miró entonces a Abel que partió un trozo de pastel.

GABRIEL
Alguno en especial?

ABEL
Claro. Un alemán que venía seguido. 
No recuerdo el apellido pero el nombre era Max. 
Era muy guapo.

GABRIEL
Que recuerdas de él?

ABEL
Me hacía regalos cuando venía. Chocolates, relojes, ... 
Me pidió que me fuera con él a Alemania.

GABRIEL
Porque no lo hiciste?

ABEL
Tenía dieciocho e iba a empezar la carrera.

GABRIEL
Que estudiaste?

ABEL
(Masticando pastel)
Comunicación.

Gabriel asiente. Toman y comen un poco más y siguen la entrevista.

GABRIEL
Te gusta el sexo?

ABEL
No lo odio. Hoy en día me da de comer.

GABRIEL
No vives con tus padres?

ABEL
No. Salí de mi casa hace tres años. No terminé la carrera. 
Estoy ahorrando para retomarla.

GABRIEL
Entonces el dinero que ganas con clientes es esencial?

ABEL
Claro. No hay trabajo y en eso me pagan. 
Que más iba a hacer?

GABRIEL
No has tratado de cambiar de... profesión?

ABEL
No es una profesión, no me dan cartón por comerme a nadie. 
Y sí, he tratado pero sin éxito.

GABRIEL
Tus clientes son solo hombres? Porque?

ABEL
Son más fáciles de controlar. 
Las mujeres no son lo mío.

Gabriel asiente de nuevo. Termina su espresso y solo le queda un pequeño pedazo de pastel. Lo mismo con Abel.

GABRIEL
Eres feliz?

Abel se ríe.

ABEL
Prefiero no responder preguntas idiotas.

GABRIEL
Pareces contento contigo mismo.

ABEL
No lo soy. De hecho por eso busco dar placer. 
Porque así mi apariencia no es importante sino como lo...

Gabriel y Abel miran al mismo tiempo a un lado y otro de la mesa. Algunas personas los miran.

ABEL
Como hago lo que hago.

GABRIEL
Crees que es importante la apariencia?

ABEL
No soy actor porno. 
Usted saque las conclusiones.

GABRIEL
No entiendo.

ABEL
Trabajo por debajo, sin que muchos sepan. 
Entre menos me noten, mejor.

GABRIEL
Entonces no eres feliz?

ABEL
Nadie lo es o sí? Usted lo es?

Gabriel no responde.

ABEL
Todos queremos más de lo que recibimos. Siempre más. 
Nunca estamos felices con nada.

GABRIEL
Entonces piensa hacer esto para siempre?

ABEL
No lo sé. Eso ni idea.

Los dos terminan sus cosas. La mesera viene y deja la cuenta. Gabriel saca la billetera.

ABEL
Dicen que la esperanza nunca muere, no?
Supongo que debo esperar a ver que pasa.

Gabriel no responde nada. Abel se pone de pie.

ABEL
Me tengo que ir.

GABRIEL
Cliente?

Abel se ríe.

ABEL
No. Tengo que visitar a mi abuela. 
Me llama.

Gabriel se despide de Abel con un apretón de manos. El joven sale de la cafetería. Gabriel saca de su billetera lo necesario y lo pone sobre la cuenta.